¿Cuál es el deporte perfecto para ti?

 In

Típico, el 31 de diciembre de cada año a las 23:59:30 hrs.  tomas una de las doce uvas en tus manos, la miras fijamente y piensas: “el próximo año será el bueno, tendré un estilo de vida más saludable, beberé más agua, comeré mejor, haré más ejercicio voy a estar suuuper fit”… Y de pronto, como por arte de magia, te encuentras seis meses después (sí, ya en junio) a la mitad de tu sala, en pijama al medio día, sin haber cumplido con ese propósito, pensando que ya pasó la mitad del año y lo más atlético que haces son las “abdominales” con las que intentas levantarte de la cama cada mañana “Hello darkness, my old friend” ¿Te suena familiar?

Ahora, honestamente a todos nos ha pasado, pero calma, no todo son malas noticias, en esta oportunidad, traemos a ti la solución a la relación tóxica que tienes con el ejercicio. Como lo oíste, hoy vamos a encontrar: tu deporte perfecto, para que ese ratito de tu día no sea un castigo sino un espacio para conectar contigo y fortalecer tu cuerpo. 💪

Muchas veces creemos que la actividad física está peleada con la diversión y no podríamos estar más equivocados, cada día surgen nuevas técnicas, aparatos y modalidades para hacer del deporte nuestro nuevo BFF, sin embargo, cuando lo intentamos por primera vez esa variedad de opciones parece tan inmensa que sólo nos deja más perdidos de lo que estábamos: que si yoga, spinning, entrenamiento funcional, pilates, running, surf, cross ¡ufff! Es cansado sólo pensarlo, pero la clave está en ver el vaso medio lleno y pensar: “si hay tantas (tantísimas) opciones, seguro alguna se ajusta a mis gustos y necesidades”. Así que olvídate de sólo tomar las clases muestra y copiarle a tu celeb favorita o hacer sólo la nueva disciplina que viene de “no sé dónde” que promete sacar cuadritos en un abrir y cerrar de ojos…so, here we go!

¿Juras decir la verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad? Pues comenzamos:

1.- Te has propuesto hacer más deporte, ¡genial! ¿Sabrías decir cuál es tu objetivo principal?

  1. A) En últimas fechas me he pasado con los taquitos y mis jeans favoritos no me suben más.
  2. B) Más que perder peso, lo que busco es marcar y definir mi cuerpo, ya sabes firme.
  3. C) ¡Divertirme! Me gustaría liberar adrenalina y mantenerme en movimiento.
  4. D) Últimamente siento que el estrés me supera… necesito relajarme ¡YA!
  5. E) No sé, en general me he propuesto tener un estilo de vida más saludable.

2.- ¿Cuándo fue la última vez que hiciste deporte?

  1. A) Cuando me convencieron de participar en una carrera, no habíamos entrenado suficiente y la hicimos “a ritmo lento”, pero fue muy divertido compartir esa experiencia con tantos corredores de diferentes niveles.
  2. B) Practico con frecuencia, pero cada vez me cuesta más… mi motivación está por los suelos.
  3. C) ¿Ir de compras a las rebajas cuenta? Eso es cardio puro y duro, ¿nooo?
  4. D) Me cuesta mucho levantarme del sofá (si tuviera que correr por mi vida, moriría), pero debo admitir que al hacer ejercicios de estiramiento me gusta esa sensación de consciencia que tomo de mi cuerpo.
  5. E) OK… Lo confieso, no me acuerdo, solo sé que terminé en una esquina del gimnasio tumbada en una esterilla y mirando el celular. Y no diré nada más sin la presencia de mi abogado .

3.- Si pudieras escoger dónde ponerte en forma…

  1. A) ¿Quién quiere meterse entre cuatro paredes pudiendo entrenar al aire libre?
  2. B) Me colaría en el gimnasio de las celebs, Los Ángeles Athletic Club, y entrenaría a full, ¡con esas máquinas y esos entrenadores tan motivadores cualquiera se ejercita!
  3. C) Me escaparía a un festival fit, tipo Wanderlust, en el que miles de personas se divierten liberando endorfinas.
  4. D) Me imagino en un sitio lleno de paz y buenas vibraciones en el que refugiarme, algo así como una cabaña balinesa en la que solo escuche los sonidos de mi respiración y del mar.
  5. E) Pues me teletransportaría al hotel Dana Villas de Santorini, con unas vistas al mar Egeo espectaculares, además ¡puedes bañarte en sus piscinas infinitas desde tu propia habitación!

4.- Ahora toca que saques al cinéfilo que llevas dentro…

  1. A) Me iría directo al Museo de Arte de Filadelfia a subir corriendo la escalinata que corona Sylvester Stallone en Rocky.
  2. B) Sin duda, me quedo con los entrenamientos rudos de Karate Kid.
  3. C) Me encantaría ponerme delante de la cámara con mis dos mejores amigas al más puro estilo de Los ángeles de Charlie.
  4. D) Viajaría a la India como en Comer, Rezar, Amar y me encontraría conmigo mismo.
  5. E) No hay nada como un baño en la playa para empezar el día y luego una corridita tipo Guardianes de la Bahía.

5.-Tu próxima compra fit va a ser…

  1. A) Unos lentes de sol deportivos, para estar al aire libre sin que a mi vista le pase factura.
  2. B) Una báscula inteligente, para registrar mi progreso y poder optimizar mis entrenamientos.
  3. C) Un smartwach con la que poder controlar ¡y compartir! mis progresos.
  4. D) Un outfit cool y cómodo.
  5. E) Audífonos resistentes al agua.

 

Y ahora viene lo buenooo tu deporte ideal es… redoble de tambores (y recuento de letras)

 

MAYORÍA DE A. Actividades al aire libre

Sal al mundo y prueba deportes que te permitan estar en contacto con tu entorno, ¡oxigénate y date un baño de vitamina D! Si vives en la ciudad, súmate a la fiebre por el running, no solo es un gran ejercicio aliado a la quema de calorías. Además este deporte te permitirá marcar tus propios horarios y escoger si prefieres hacerlo a solas o acompañado. Eso sí, si tienes problemas articulares y los deportes con mucho impacto -como es el caso del running– están en tu lista negra de actividades, ¡pásate al ciclismo! ¿Sabías que es uno de los deportes más practicados en el mundo? ¡A rodaaar!

 

MAYORÍA DE B. Actividades de alta intensidad

Sin duda, te gusta aprovechar el tiempo. Estás en forma, te encanta cuidarte y sabes que la clave para conseguir buenos resultados es la constancia. Te recomendamos elegir y probar deportes como el HIIT (que son las siglas de High Intensity Interval Training), el CrossFit® o el entrenamiento funcional. Estos deportes basan su rutina en hacer una serie de ejercicios a gran velocidad combinando periodos y repeticiones que implican mucha intensidad con breves descansos. ¿El resultado? Al salir de tu zona de confort corporal, estos ejercicios producen una aceleración del metabolismo, lo que se traduce en que después del ejercicio seguirás quemando calorías. ¡No te vas a arrepentir!

 

MAYORÍA DE C: Clases dirigidas

Piénsalo: ¿quién siempre organiza las fiestas de cumpleaños, las reuniones, los amigos secretos, las escapadas de fin de semana y otras muchas citas-excusas para pasarla bomba? Tu gente es el centro de tu universo ¡y eso es maravilloso! Aprovéchalo a tu favor, haz que tu faceta social sea tu mejor aliada. Así que toma el cel, crea un grupo de WhatsApp con tus mejores amigos y propón probar cualquiera de las clases dirigidas que ofrece el gimnasio más cercano: Zumba, Pilates, entrenamiento de suspensión, BodyPump… el cielo es el límite, no te detengas.

 

MAYORÍA DE D: Yoga

Te gustaría saborear cada momento, a tu ritmo, sin prisas ni competitividad por ver quién corre en menos tiempo diez metros o hace más sentadillas en 40 segundos. Sientes que tu cuerpo y, sobre todo, tu cabeza te piden un break, necesitas bajar tus revoluciones hasta un punto en el que sientas que no hay nada más allá de la esterilla (adiós, presentación del lunes a primera hora, cita con el dentista y reunión con el profesor de Pablito). Deja a un lado los clichés sobre el yoga y atrévete a probar una sesión. No, no hace falta convertirte en vegetariana ni vestir con pantalones anchos de algodón para ser yogi, ¡olvida todo lo que has escuchado sobre esta disciplina milenaria!

¿Qué ya lo has probado y no te convence? Dale otra oportunidad, hay tantos estilos de yoga como personas y necesidades, por ejemplo, si lo que buscas es tonificar, lo tuyo es el Ashtanga Yoga, que es el más acrobático y exigente físicamente; si prefieres relajarte, el Hatha Yoga te está esperando. Inhala profundo y no dudes más…

 

MAYORÍA DE E: Natación

Si fueras una criatura mitológica, ¡seguramente serías una sirena o Aquaman! la natación solo tiene beneficios. ¡Por algo es el deporte que prescribe el 99,99% de los médicos! Ya sea para combatir los dolores de espalda, recuperarte de todo tipo de lesiones o ejercitarte aún estando embarazada. Y es que aunque no lo parezca, con esta disciplina se ejercita todo el cuerpo (sí, ¡TODO!) y el riesgo de lesión es casi nulo, por algo dicen que en el mar la vida es más sabrosa…

 

¿Qué tal fue? ¿Encontraste tu deporte ideal? ¡Esperamos que sí y, ahora, ya no hay excusas! Pero para acabar de darte el último empujón, te recomendamos registrar tus progresos en Nexüs.

¿Crees que este artículo te ayudó a despejar tus dudas? ¡Seguro que conoces a alguien a quien le pueda interesar también! Compártelo con aquellos que quieren mejorar su estilo de vida y como tú están buscando su deporte ideal.

No te detengas para cumplir tus metas.

 

Con cariño el equipo Smartüs te desea un gran día.

EL MATCH DE TU VIDA

 

Contáctanos

Envíanos un correo electrónico con tus datos y con gusto nos pondremos en contacto contigo.

Not readable? Change text. captcha txt